Estratificación térmica y ventilación

En este artículo vamos a dar una pincelada muy superficial a los conceptos de Estratificación térmica y ventilación

El término estratificación hace referencia a la noción de diferentes niveles para diversos órdenes de las cosas. Estos niveles o estratos tienen sus propias características que los diferencian de otros.

La estratificación térmica es un fenómeno por el cual la temperatura del aire de un recinto, no se mantiene uniforme. Se observa una superposición de diferentes capas de temperatura desde el suelo hasta el techo. De forma corriente se han observado diferencias de hasta 10ºC en espacios con alturas de 10 m, pero en casos extremos la diferencia puede ser de hasta 10ºC en 1 m de altura. Este fenómeno es una de las causas principales de desperdicio energético.

Ejemplo 1: Nave destinada a producción animal. Se observa que  hay una fuente de calor en el interior (animales y calefactores) en un gran espacio cerrado con techos altos. La estratificación comporta que los animales tengan frío a ras de suelo aunque exista calefacción. Esta variación de temperatura puede provocar grandes perjuicios tanto a los animales como a la producción.

Además está la cuestión de la eficiencia energética. Se tendrá que gastar más para calentar el suelo con desperdicio de calor en alturas superiores a 1 m. Con la estratificación la temperatura irá en aumento a medida que se tome altura.

Ejemplo 2:  Otro buen ejemplo de estratificación térmica serían las oficinas y despachos. Los trabajadores que allí pasan muchas horas pueden tener,  al mismo tiempo, dolor de cabeza por la acumulación de calor y los pies fríos.

Para evitar estas circunstancias de estratificación un buen diseño en la ventilación y renovación del aire es esencial y sumamente importante. Estratificación térmica y ventilación para evitarla van unidas.