Auditorías energéticas

Auditorías energéticas . El 13 de febrero de 2016 se publicó al BOE el Real Decreto 56/2016, con el cual se transporta la Directiva 2012/27/UE.

En este Real Decreto se establece que las grandes empresas (*)  quedan obligadas a realizar una auditoría cada 4 años, a partir de la fecha de la auditoría anterior.

En primer lugar una auditoría energética ha de permitir analizar los flujos de energía de un edificio, proceso, etc. . El objetivo de ello es buscar oportunidades para reducir el consumo de energía.

Así mismo, ha de contribuir a mejorar el confort higrotérmico, la salubridad y la seguridad.

En definitiva, la auditoria energética es un instrumento más del ciclo de mejora continua en la eficiencia energética de una actividad. Una auditoría energética ha de aportar valor añadido a la actividad, centro,…etc. analizado.

(*) Más de 250 trabajadores o volumen de negocio superior a 50 M de euros, con un balance general de más de 43 M de euros.